Notas sobre la escritura de la casa de Bernarda Alba

Antes de comenzar a hacer el análisi de Adela en la casa de Bernarda Alba, comencemos por ver el marco del autor.

Federico García Lorca termina de escribir la casa de Bernarda Alba el 19 de Junio de 1936.

Federico dice que rompe a llorar cuando termina la casa de Bernarda Alba. Cinco días después de terminarla con mucha rumia,  la lee en un pequeño grupo íntimo (Los Morla, Dr. Marañón, Guillén, Tota Cuevas de Vera, Anonio Marichalar, matrimonio Figueroa,…) en la residencia de los Condes de Yebes. Le da voz al principio apacible, con tono umbroso y luego se adentra en la tragedia de manera vibrante y sugestiva.

 Días después, vuelve a leer la casa de Bernarda Alba, entre los mismos, y algún allegado más en antes de que estallara la guerra civil en la casa del Dr.  Eusebio Oliver, un grupo selecto, al terminar, le dice a su amigo Dámaso Alonso, que hablaban sobre escritores que se habían entregado a la política: ¿Has visto Damaso qué lástima? ¡Ya no va a hacer nada!…Yo nuca seré político. Yo soy revolucionario, porque no hay un verdadero poeta que no sea revolucionario, ¿No lo crees así?… Al día siguiente salía para Granada, al encuentro del lugar en el que acabarían sus días.

El 16 de Julio toma la decisión de volver a Granada:

 Está decidido. Me voy a Granada y sea lo que Dios quiera.

Esperanza Rosales: Creo que Federico  nunca podría pensar que le iban a matar, él no se sentía culpable.

Año 1931, Federico a los Morla: -Dentro de uno 4 o 5 años, existirá un pozo en el que caeremos todos. 1

Frase de Bernarda Alba al final: Nos hundiremos todas en un mar de luto.

Francisco Lorca (su hermano) le había recomendado que cambiase el apellido Alba, por Abad.

Hasta 1964 no se representa en público la casa de Bernarda Alba.

1965 escribía José Monleón, ¿Cómo romper ese silencio Lorquiano? ¿cómo vivir dentro y a la vez fuera de él?

Torrente Ballester: …Lorca seguirá siendo, nuestro más conocido “fenómeno”, pero nuestro más desconocido dramaturgo.

ADELA en la casa de Bernarda Alba

Antes de seguir leer los puntos clave de la antropología de la afectividad en los que están basado este estudio.

Adela ama a Pepe, hasta tal punto que decide quitarse la vida al enterarse de que Pepe ha muerto. Podríamos entrar en el jardín del absolutismo que pueda representar la fuerza poderosa del instinto sexual frente al instinto de poder y que dos fuerzas enfrentadas inevitablemente una termine con otra, pero vamos a abordarlo como algo humano, puesto que nada de esto tendría sentido entonces.

Adela hija menor de Bernarda Alba, ha mantenido una relación carnal con Pepe, ese encuentro es el deseo inevitable de cualquier ser humano para descubrir si es el amor lo que hay en el otro o instinto sexual. Por palabras del personaje debemos intuirlo, y darle el matiz que crea cada actriz.

Afronta el conflicto que le genera la situación de la casa: el instinto humano de poder (Bernarda Alba) se aísla del entorno como defensa de la moral social, ejerciendo la opresión para controlar y mantener el poder controlado en un ambiente cerrado, así Adela reivindica una libertad como opuesto. El poder absoluto, niega la existencia de otro, por lo que todo queda en un universo cerrado de tiranía, opresión y oscuridad. Valores absolutos, el de poder y libertad, son llevados a la negación de la existencia de todo lo demás. Universo cerrado el de Bernarda, donde no se admite ninguna desviación, como producto de una moral social.

A pesar de la prohibición de su madre Bernarda Alba y la social, decide para saciar su deseo obrar con libertad, oponiéndose a la opresión exigida por su madre, desatando el instinto, otra fuerza poderosa, el sexo. Su razón queda expuesta. Sus deseos momentáneamente al menos se satisfacen. Así resuelve Adela el conflicto, dejando a un lado la razón y entregándose a los sentimientos y deseos. Pero después de ese aparece otro conflicto, el quedar privada absolutamente de su amor, pues cree que está muerto. La desesperanza no deja otro modo para enfrentar este nuevo conflicto que la aniquilación. El mismo Lorca dice, el peor de los sentimientos es tener la esperanza muerta, pues si no hay esperanza no hay vida, y eso lleva a “resolverlo” con su propia muerte.

En el enfrentamiento de dos fuerzas ciegas, sólo puede resultar una. Adela frente a Bernarda Alba. Ninguna de las dos ni es humana ni racional, pues las dos tienen como raíz el mundo subhumano y subracional de instinto.

El contexto geográfico de Bernarda Alba

 Andalucía, pueblo está lejos del modernismo que se empieza a llevar en las ciudades y en el Norte. La sociedad sentencia y ajusticia a todos aquellos que no sean aunque en apariencia fuese, al inmaculado.(Hija de la librada)

Lo inmaculado en cuerpo. en el comportamiento social. en el comportamiento femenino. (Bernarda Alba: Las mujeres en la iglesia…. Quiero buena fachada… Angustias: Ya sanes que busco una mujer buena, modosa…)

Contexto histórico

 A pesar de que en 1920 había comenzado un movimiento feminista, que tenía por objetivo la educación femenina, la facilidad laboral, el derecho a voto, entre otros, estos derechos aún no se contemplaban en la mayoría de la sociedad y menos en los pueblos. En 1931 se concedió el voto a la mujer, con el comienzo de la república. La escuela a principios del XX no era pública, era de la iglesia, por lo que las mujeres eran educadas para la casa, y debían asistir a la iglesia. Se las educaba en coser y bordar, cocinar y limpiar, planchar… ( Adela: En vez de limpiar la casa y acostarte para rezar a tus muertos, buscas…)

Contexto familiar de Bernarda Alba

Adela es la más joven de las 5 hijas de Bernarda Alba, ya que tiene sólo 20 años. Se caracteriza por enfrentar y desafiar a su madre y su tiranía. Se muestra con todas las  características de un personaje joven, vital y rebelde, no solo por enfrentarse a su madre sino porque además, se niega a aceptar un destino que no sea de su agrado o junto a otra persona que no sea Pepe el Romano.

 Mediante su vitalidad y rebeldía podemos ver cómo entra en conflicto con diferentes personajes de la obra, ya sea con La Poncia o con sus hermanas cuando estas la atacan a ella por sus actos de rebeldía. Pero sin duda la relación más conflictiva es con su madre.

  • Desafía a Bernarda Alba
  • Se revela a otros la Poncia, hermanas.
  • No acepta otro destino que no sea de su agrado
  • Se opone a la sociedad
  • Alas costumbres sumisas de las mujeres

¿Es Adela es liberal? ¿Es un personaje libre?

Respecto a las costumbres, ella misma se ve con Pepe el Romano sabiendo que él mismo estaba comprometido con su hermana; también lo demuestra cuando se pone a favor de la hija de la librada muchacha que estaba siendo juzgada a morir por quedar embarazada sin haberse casado.

Un significado que se le encuentra al nombre es “sin manifestarse.” Al profundizar este significado, podemos ver que hace referencia a lo oculto e invisible. Adela quiso ser invisible, que no la vieran para evitar que la gente supiera dónde estaba, para así poder hacer ella su vida junto a su amor, Pepe el Romano.

Desafía la moral establecida, llegando incluso a romper el bastón de su madre, aunque le es imposible vencerla y esto la lleva a un destino trágico.

CARÁCTER

Adela es impulsiva y pasional, no puede supeditar su pasión amorosa al orden social establecido. Se enfrenta a Bernarda Alba.

Se muestra con todas las  características de un personaje joven, vital y rebelde, no solo por enfrentarse a su madre sino porque además, se niega a aceptar un destino que no sea de su agrado o junto a otra persona que no sea Pepe el Romano. Mediante su vitalidad y rebeldía podemos ver cómo entra en conflicto con diferentes personajes de la obra, ya sea con La Poncia, a la cual está dispuesta a enfrentar ya que le perdió el miedo o con sus hermanas cuando estas la atacan a ella por sus actos de rebeldía. Sin embardo, la relación socialmente más conflictiva de este personaje es con su madre ya que  Adela es símbolo de libertad e independencia:

 “No me acostumbraré.  Yo no puedo estar encerrada.  No quiero que se me pongan las carnes como vosotras; no quiero perder mi blancura en estas habitaciones; mañana me pondré mi vestido verde y me echaré a pasear por la calle. ¡Yo quiero salir!”

“¡Déjame ya!  ¡Durmiendo o velando, no tienes por qué meterte en lo mío! ¡Yo hago con mi cuerpo lo que me parece!”

Adela y el verde lorquiano

Próximamente

OTROS ANALISIS

LA NOVIA

Fuentes